El secreto se quedó sin dueño

El secreto se quedó sin dueño en el mismo momento en el que Miguel vio la oportunidad de ganarse unos cuantos amigos. No importaba el precio que había que pagar por ello. Tampoco importaba que Susana fuese la que iba a sufrir las consecuencias. Llegados a ese punto, ni tan siquiera era necesario que toda la información fuese cierta. Cualquier cosa le valía a Miguel. Cualquier cosa con tal de que él pudiese ganarse unos cuantos amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: