Su madre

Su madre es bajita, como debe ser una madre. El pelo hace tiempo que lo lleva corto para no tener que perder el tiempo delante del espejo y poder dedicarlo a lo que realmente importa. Niña feliz. Decidió volar por delante de su generación para ir abriendo nuevos horizontes. Disfrutó lo que pudo el paso de unos años dedicados a madrugar para los demás. Siempre dándole vueltas a todo, controlando las cosas por encima de sus posibilidades. Hoy lo ve todo con los ojos de la experiencia. Unos ojos que disfrutan y sufren a partes iguales. Así es ella. Así es la madre de ese hombre con el que tengo el orgullo de compartir sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: