De lo que fueron tus abuelos

De lo que fueron tus abuelos a lo que serán tus hijos el mundo habrá recorrido más de un siglo. Cien años donde todo se sigue moviendo a una velocidad que muchas veces dan ganas de bajarse de él.  Las prisas, la inmediatez.  Estar actualizado ha ido perdiendo el significado. Ya no disfrutamos de laSigue leyendo “De lo que fueron tus abuelos”

Yo seguiré estando alerta

Yo seguiré estando alerta, no te preocupes. Tú sigue a lo tuyo.  Juega, ríe, disfruta. No te preocupes por nada más, que yo me encargaré de que todo lo demás tenga sentido.  No te olvides de llorar por el camino, que todo en esta vida es necesario. Yo ya pasé por todo eso, ahora teSigue leyendo “Yo seguiré estando alerta”

Poder convertirme en lobo de vez en cuando

Poder convertirme en lobo de vez en cuando para meterles miedo. Pues yo prefiero lo de poder volar para poder salir corriendo cuando vienen los de la clase de enfrente. Jolines, es que Superman mola mucho. Te acuerdas del episodio donde pierde sus poderes. Es que seguro que los de tercero B tienen criptonita. TienesSigue leyendo “Poder convertirme en lobo de vez en cuando”

Hasta que no se vaya la luna

Hasta que no se vaya la luna llena será mejor que siga aprovechando el tiempo al máximo.  Todavía me quedan cosas por hacer. Tengo pendiente el último libro de mi escritor favorito, aunque me encantaría poder reservarlo hasta que saque uno nuevo. Para intercalar aficiones, de vez en cuando sé que me pondré a jugarSigue leyendo “Hasta que no se vaya la luna”

Ya verás como al final no nos echan

―Ya verás como al final no nos echan de menos. Si ellos están a lo suyo, mírales. Si es que se van a ahogar. Además, que tampoco me apetece ver como están todo el día dándose besos, que son muy empalagosos. Que para un día que mis padres me dejan salir hasta un poco másSigue leyendo “Ya verás como al final no nos echan”

Bajé a probar suerte

Bajé a probar suerte con mis números favoritos. Era la primera vez que pisaba la calle después de tanto tiempo. Tenía muchas ganas, pero también mucho miedo.  La decisión no fue muy complicada. Debajo de una alfombra había aparecido la moneda de la suerte. Eso tenía que ser una señal. Lo justo para una apuestaSigue leyendo “Bajé a probar suerte”

Al final se me olvidaron allí colgadas

Al final se me olvidaron allí colgadas en lo alto de un árbol que hacía las veces de escondite. El árbol que me permitía verlo todo desde donde hay que ver las cosas. Desde arriba, con perspectiva. Fuera de la primera persona. Donde se puede observar cómo va pasando todo hasta que por fin juntasSigue leyendo “Al final se me olvidaron allí colgadas”

En el péndulo de un reloj

En el péndulo de un reloj dejé todas mis ideas colgando.  Para que fuesen y, para que al llegar, supiesen volver. Para que se oreen, algo necesario hasta para el mejor de los vinos.  Para que aprendiesen la importancia de andar el camino.  Para que se les quitase de la cabeza la idea de queSigue leyendo “En el péndulo de un reloj”