Nos sobran los motivos

Nos sobran los motivos para apretar el botón, pero seguimos sumidos en nuestra burbuja. Consumiendo sin interés lo que nos dan servido. Preocupándonos por servirnos lo que no tiene interés. Cada vez todo más accesible. Cada vez todo más masticado. Ni siquiera nos paramos a preguntarnos nada. Supongo que lo fácil nos llama con másSigue leyendo “Nos sobran los motivos”

Seguiré disfrutando de la vida

Seguiré disfrutando de la vida porque, por suerte, la vida sigue. Supongo que va en mi condición de optimista empedernido. Puestos a gastar mis fuerzas en algo, mejor que merezca la pena. Se nos escapan los días y muchas veces no somos capaces de comprender qué es lo que hemos hecho con ellos. Nunca más.Sigue leyendo “Seguiré disfrutando de la vida”

Algún día, será mi mujer

Algún día, será mi mujer. Yo no pienso ser su hombre, que estas cosas me ponen del nervio. Tanto posesivo y tanta leche. Tendemos a materializar las cosas más puras. Qué pérdida de tiempo. Lo que habría que hacer es dejar que las pocas cosas bellas que nos quedan en este mundo puedan ser libres.Sigue leyendo “Algún día, será mi mujer”

Tengo que seguir intentándolo

Tengo que seguir intentándolo como si la vida me fuese en ello. No me puedo permitir dejar pasar esta oportunidad.  Su corazón, sus ojos.  El alma más pura que jamás he conocido. No creo que tenga muchas opciones, pero no pienso dejar esa pregunta sin respuesta.  Su sonrisa, su bondad.  Tantas las cosas que meSigue leyendo “Tengo que seguir intentándolo”

Algún día aprenderemos

Algún día aprenderemos, pero ese día no será hoy. Roto por dentro y por fuera.  Roto por dentro por la incapacidad de gestionar la frustración. Por tener que reconocer que el error era demasiado evidente para todos, menos para mí. Por el nervio que recorre mi sangre. Por la falta de cálculo. Por tener queSigue leyendo “Algún día aprenderemos”

No había que darle tanta importancia

No había que darle tanta importancia y, sin embargo… Como en esas ocasiones en las que te piden discreción. ¿Qué tendrán esas palabras? Una lucha infinita dentro de ti. Un simple gesto, una mirada. Unas palabras colocadas en el orden incorrecto.  Es admirable la capacidad que tenemos para actuar en el orden equivocado. Para complicarnosSigue leyendo “No había que darle tanta importancia”

Su primera historia de amor

Su primera historia de amor verdadero no tuvo como protagonista a ningún príncipe ni a ninguna princesa. En ella no salían animales, ni enanitos. Tampoco la componían las páginas que llenaban su cabeza de aventuras, en donde el personaje principal siempre encontraba el amor. No estaba escrita en ningún guión, ni formaba parte de ningunaSigue leyendo “Su primera historia de amor”

Esta vez, para siempre

Esta vez, para siempre era la respuesta menos apropiada, pero, aún así, Olivia no supo expresarse de mejor manera.  Mateo se había dedicado en cuerpo y alma a encandilar a una Olivia, que o bien por falta de interés o quizá por estrategia, había dejado a Mateo en un evidente segundo plano para, poco aSigue leyendo “Esta vez, para siempre”

Como si eso fuera posible

Como si eso fuera posible, el dragón se coló por la ventana de su habitación mientras que, al otro lado, la lluvia intentaba apagar sus llamas. Todo fue demasiado repentino, pero Roberto tuvo los reflejos suficientes como para girar el picaporte a toda prisa, dejando el espacio necesario para que el aterrizaje del dragón fuese,Sigue leyendo “Como si eso fuera posible”